Tras las vacaciones de verano, volvemos a recuperar las rutinas.

Los “Padelcillos” son mi grupo de buenos amigos con los que, además de practicar algo de deporte, paso muy buenos momentos y me ayudan a despejar la mente y soltar preocupaciones.

Muchas gracias a estos campeones que nunca fallan y nunca me fallan.

Un año más, seguiré intentando mejorar mi saque, mi profesión y mi vida.

Comparte esta noticia