TERAPIA CELULAR REGENERATIVA
(SVF)
 Terapia Celular Regenerativa DELGADOTRAUMA

¿Qué son las células mesenquimales? 

     A principios de este siglo XXI se descubrió que en el tejido adiposo (grasa) tenemos células madre mesenquimales (mesenchymal stem cells) y otro tipo de células regenerativas (células endoteliales, células del músculo liso, CD34+…) conocidas como Fracción Vascular Estromal (SVF, por sus siglas en inglés).

SVF

Este tipo de células permite hacer terapias regenerativas debido a sus múltiples mecanismos de acción, como reducción de la apoptosis (muerte) celular, modulación de los procesos inflamatorios y aumento de la señal paracrina que permite aumentar la angiogénesis (formación de nuevos vasos sanguíneos) y la generación de fibroblastos (células constructoras).

 

Células madre tipos

 

En resumen, las ADRC (Adipose Derived Regenerative Cells) facilitan y promueven la cascada del proceso de cicatrización de forma ordenada y correcta. Consiguen devolver la normalidad (homesotasis) a la zona lesionada de forma natural.

 

Células madre funciones

Las células mesenquimales desarrollan diversas funciones para restablecer la normalidad.

¿Qué lesiones pueden tratarse con SVF?

     En el ámbito de la Traumatología y Cirugía Ortopédica:

fracturas, pseudoartrosis: ayuda a la consolidación ósea.

artrosis, lesiones de cartílago (condropatía, condromalacia): regeneración del tejido dañado, reduce dolor y mejora movilidad de la articulación.

osteonecrosis: la formación de nuevos vasos sanguíneos aumenta el aporte de sangre y ayuda a a la regeneración del tejido necrótico.

degeneración discal: regenera las características mecánicas del disco dañado.

En otras especialidades: infarto de miocardio, patología vascular, úlceras, quemaduras, esclerosis múltiple (EM), esclerosis lateral amiotrófica (ELA), lesión medular, Parkinson, enfermedades autoinmunes, etc…

 

Sistema de obtención

     La empresa GID Group Inc. de USA fabrica el kit necesario para la obtención de células derivadas de la grasa mediante un sistema cerrado y tiene la marca CE 0459.
GID Group Inc.

     El dispositivo GID SVF-2 proporciona un método cerrado (esteril), sencillo, seguro y rápido para la recolección, filtrado, separación, concentración y transferencia de células regenerativas de la fracción estromal vascular (que contiene células madre mesenquimales derivadas del tejido adiposo) para su reintroducción al mismo paciente (uso autólogo) durante el mismo acto quirúrgico.

Sistema GID

Dispositivo GID – SVF2 para el procesamiento del tejido adiposo y extracción de las células mesenquimales (SVF).

 

Procedimiento

     Todo el procedimiento se realiza en quirófano, bajo sedación y anestesia local y en condiciones de máxima esterilidad. Desde la extracción de la grasa hasta su aplicación en la zona lesionada transcurren aproximadamente 90-120 minutos. El paciente se va a casa inmediatamente después y no precisa ingreso hospitalario. Se trata de un proceso ambulatorio ya que conlleva mínima agresión.

1- Extracción de la grasa abdominal (20-30 minutos):

Bajo sedación y anestesia local se practican varias mini-incisiones a ambos lados del abdomen. Con una cánula de liposucción se extraen 200-300cc de grasa líquida.

Liposuccion

Extracción de grasa abdominal mediante liposucción por mini-incisiones.

 

2- Preparación celular (60 minutos):

2.1- Lavado de la grasa aspirada con Ringer Lactato a 37ºC para eliminar restos de grasa y células rojas de la sangre.

2.2- Disociación del tejido adiposo seco mediante la enzima Colagenasa I.

2.3- Centrifugado durante 50 minutos a 38ºC.

2.4- Obtención del concentrado de SVF (fracción estromal vascular).

Concentrado de SVF

Concentrado de SVF al fondo del sistema.

3- Aplicación de SVF (5 minutos):

Mediante infiltración en la zona lesionada se introduce el concentrado de células regenerativas (SVF).

Puede emplearse un ecógrafo o un fluoroscopio para guiar dicha infiltración al punto exacto.

Infiltración SVF

Preparación del concentrado de SVF para su infiltración en la zona lesionada.

4- Alta:

Tras la aplicación de SVF se recomienda movilización inmediata.

Si se trata de una articulación de carga (cadera, rodilla, tobillo o pie), es recomendable no apoyar durante las primeras 48 horas (uso de muletas).

 

Resultados

     Desde el momento de la infiltración de SVF comienzan a suceder procesos bioquímicos y biológicos que restablecerán el ambiente normal de la zona lesionada (homeostasis).

El efecto real se percibe alrededor de las 12 semanas tras el tratamiento: disminución del dolor y mejora del movimiento.

Al tratarse de una terapia biológica que emplea las propias células del paciente, no existen efectos adversos de ningún tipo (alergias, rechazos…) ni tampoco efectos secundarios derivados de medicación alguna.

Esta nueva y avanzada terapia celular puede retrasar e incluso evitar procedimientos quirúrgicos más agresivos como las prótesis de rodilla o cadera y mejorar la calidad de vida del paciente.

 

… y recuerde, ante cualquier duda, consulte con su traumatólogo.
 
AVISO: Los contenidos de este documento son para su información y no sustituyen en ningún momento el consejo de su médico. Recomendamos siempre la consulta con el especialista y no nos hacemos responsables de problemas derivados de malinterpretaciones del contenido de este documento.
© Dr. Eduardo J. DELGADO TORNÉ. 2017

Comparte esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *