GENU VARO Y GENU VALGO
 

¿Qué es genu varo (rodilla vara) y genu valgo (rodilla valga)? 

Recibe el nombre de rodilla vara (genu varum) la forma arqueada de las piernas cuando el niño está de pie, es decir, una alineación de las extremidades inferiores en la cual los tobillos se tocan y las rodillas están separadas.
 
Recibe el nombre de rodilla valga (genu valgum) la forma en “X” de las piernas cuando el niño está de pie, es decir, una alineación de las extremidades inferiores en la cual las rodillas se tocan y los tobillos están separados.
 

¿Cuál es la apariencia normal de las piernas de los niños?

El desarrollo normal (“fisiológico”) de las piernas del niño comporta a menudo durante el primer año de vida, una alineación arqueada hacia afuera de las extremidades inferiores. Son rodillas varas normales para esa edad. Los padres acostumbran a detectar esta apariencia “fisiológica” de las piernas cuando el niño comienza a caminar. 
 
 
        La tendencia natural de estas rodillas varas es hacia la resolución espontánea después de los 18 meses de edad y hasta los 3 años. A partir de esta edad muchos niños tienden de forma progresiva a desarrollar unas rodillas valgas que habitualmente se han resuelto hacia los 7 años de edad.
 

¿Dónde se producen estas deformidades?

En general, estas deformidades se localizan a nivel de las rodillas o muy cerca de ellas, por ejemplo en la parte superior de la tibia. De todas maneras, conviene recordar que la flexión de las rodillas aumenta su aspecto en varo, mientras que el recurvatum (flexión de la rodilla hacia delante) aumenta su aspecto en valgo.

¿Cuándo son preocupantes estas deformidades?

 
La mayoría de veces la rodilla vara y la rodilla valga del niño se resuelven de forma espontánea. Cuando estas deformidades no desaparecen o aumentan o cuando son más acentuadas o sólo presentes en una sola extremidad hay que sospechar que pueda tratarse de una forma potencialmente progresiva, es decir que puede empeorar con el tiempo. 
 
        Entre estas formas patológicas hemos de citar la enfermedad de Blount (tibia vara), diferentes tipos de raquitismo, afecciones óseas generalizadas (displasias óseas), secuelas de traumatismos o infecciones.

¿Cuándo necesitarán tratamiento?

 
En las formas “fisiológicas” la eficacia correctora de muchos tratamientos llamados tradicionales, como los ejercicios de estiramiento, las cuñas internas o externas, las férulas desrotatorias o las férulas tipo “sirena”, nunca ha estado demostrada. Por ello, en nuestra opinión, no son aconsejables. En estos casos, el médico explica a los padres la naturaleza de la forma de las rodillas de sus hijos y les ofrece un control evolutivo, para conocer si progresan o se resuelven de forma espontánea.
 
 
En algunos casos la deformidad puede ser tan acentuada el traumatólogo recomiende algún tipo de tratamiento, bien en forma de férulas para evitar la progresión, o bien de forma quirúrgica para corregir la deformidad.
 
 
… y recuerde, ante cualquier duda, consulte con su traumatólogo.
 
AVISO: Los contenidos de este documento son para su información y no sustituyen en ningún momento el consejo de su médico. Recomendamos siempre la consulta con el especialista y no nos hacemos responsables de problemas derivados de malinterpretaciones del contenido de este documento.
© Dr. Eduardo J. DELGADO TORNÉ. 2013

Comparte esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *