SINOVITIS TRANSITORIA DE CADERA
 
 

¿Qué es la sinovitis transitoria de cadera? 

Se trata de una inflamación de inicio más o menos agudo de la propia articulación de la cadera cuya causa es desconocida y que se manifiesta porque el niño no quiere caminar, o presenta cojera o dolor en la ingle o en la cara anterior del muslo.  
 
Este proceso se conoce también con el nombre de coxitis fugaz. 
 

¿Por qué se produce?  

Hoy en día no conocemos las causas exactas que provocan esta inflamación de la cadera, aunque a veces se ha relacionado con algún traumatismo previo o con una afectación por un virus. A menudo el niño había presentado unos días antes un proceso gripal o vírico de garganta, nariz u oído. 
 
 

¿Cómo se manifiesta la enfermedad?  

A menudo los padres explican que al levantarse el niño por la mañana no quería ponerse de pie o refería un dolor intenso en la ingle. El día anterior el niño había jugado normal y al ir a dormir no se quejaba de ninguna molestia. 
 
       Aparece una cojera por dolor; el niño no quiere apoyar la pierna afectada o lo hace en posturas raras para evitar el dolor.
 

¿Qué ha de hacer el traumatólogo?  

El médico que visita un niño con sospecha de una sinovitis transitoria de cadera ha de descartar una artritis séptica de cadera, situación mucho más grave que requiere un tratamiento agresivo de urgencia para evitar unas secuelas seguras que comportarán una cojera y una incapacidad permanente. 
 
También habrá de valorar si el niño presenta una sinovitis transitoria de cadera o se trata del inicio de una enfermedad de Perthes. 
 

¿Qué tratamiento es el más apropiado?  

El niño siempre mejora después de unos días de reposo y podemos aliviar las molestias con un antiinflamatorio oral (ibuprofeno). 
Sólo en los casos muy severos puede estar justificado el ingreso hospitalario para observación y tratamiento. A veces el médico instaura un tratamiento de reposo en cama y tracción percutánea de lea extremidad inferior con el fin de acortar el tiempo de las molestias. 
 

¿La enfermedad puede dejar secuelas?  

Esta enfermedad evoluciona de forma espontánea en pocos días hacia la curación sin ningún tipo de secuelas. Se ha descrito en algunos pacientes que la cabeza del fémur puede ser al final del crecimiento un poco más grande de lo que correspondería, pero en ningún caso esto puede comportar una incapacidad o alteración de la función. 
 
 
El principal motivo de preocupación es la relación que se puede establecer entre la sinovitis transitoria de cadera y la enfermedad de Perthes. Algunos médicos han sugerido que a veces la sinovitis transitoria de cadera evoluciona hacia una enfermedad de Perthes, pero en realidad lo que ocurre es que con frecuencia la enfermedad de Perthes en la fase inicial presenta las mismas manifestaciones que la sinovitis transitoria de cadera y esto comporta la confusión entre las dos entidades.   
 
 
 
 
… y recuerde, ante cualquier duda, consulte con su traumatólogo.
 
AVISO: Los contenidos de este documento son para su información y no sustituyen en ningún momento el consejo de su médico. Recomendamos siempre la consulta con el especialista y no nos hacemos responsables de problemas derivados de malinterpretaciones del contenido de este documento.
© Dr. Eduardo J. DELGADO TORNÉ. 2013

Comparte esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *